Introducción al caso “Reina Gata”. ¿Nació Isabel de Castilla en Madrigal o en Madrid?

Posted on Actualizado enn

A veces parece que los hechos históricos son como son sin capacidad de que con posterioridad las fechas, personas o acontecimientos cambien su lugar, época, significado o trascendencia. Podemos pensar que un milagro es más real que otro cuando añadimos la hora en qué ocurrió, qué ropa llevaba puesta el protagonista o la baldosa exacta donde ocurrieron los hechos. De manera similar, también damos por bueno cuando algo se recalca cientos de veces, pensando que si todos dicen lo mismo será por algo y no porque, simplemente, unos repiten lo que dice el anterior. Pues bien, algo así lleva ocurriendo en nuestra Historia desde hace siglos y, en esta ocasión y sin valor para posicionarnos en una postura definitiva, queremos hacer una introducción a este tema tan inocuo a la vez que trascendente.

A día de hoy somos muchos los que de corrido podemos decir que Isabel de Castilla (1451 – 1504) nació en Madrigal de las Altas Torres (Ávila) el 22 de abril de 1451. Segunda hija de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal no estaba llamada a ser reina, si bien terminaría siendo uno de los mayores símbolos de la Historia de España. Sin embargo, tanto su fecha como su lugar de nacimiento están más que discutidos, sin poder saber a ciencia cierta cuál es la respuesta correcta.

Antes de que la corte se estableciese de manera definitiva en Madrid, los reyes y su séquito se establecían durante meses o años en las principales villas de Castilla: Arévalo, Segovia, Medina del Campo, Valladolid, Burgos, Madrid, Toro, Zamora,…etc. Desde estas sedes de la corte los reyes enviaban sus misivas hacia el resto de localidades con el objeto de hacerlas conocedoras que lo que acontecían en el reino. Sin embargo, dado que el correo iba a caballo (en barco en los peores casos), cuando las cartas llegaban a su destino, del acontecimiento citado en ellas ya habían pasado varios días.isabel_de_castilla

Cuando nace la infanta Isabel, el rey Juan envía aviso del nacimiento a las villas principales. Y lo hace desde el alcázar de Madrid, dado que en ese momento aquí se encontraba la corte. Por desgracia, a día de hoy solo se ha encontrado el documento enviado a la ciudad de Segovia, aunque, de encontrarse algún otro, no se diferenciaría demasiado de este:

«Yo el Rey. Envío mucho saludar á vos el Concejo, Alcaldes, Regidores, Caballeros, Escuderos, Oficiales é homes buenos de la Ciudad de Segovia, como aquellos que amo é de quien mucho río. Fago vos saber que por la gracia de Nuestro Señor, este jueves próximo pasado la Reyna Doña Isabel, mi muy cara é muy amada mujer, encaesció de una Infante. Llo cual vos fago saber porque dedes muchas gracias á Dios, así por la deliberación de la dicha Reina mi muger, como por el nacimiento de la dicha Infante, sobre lo qual mandé ir á vos á Johan del Busto, mi Repostero de camas, leuador de la presente, al qual vos mando dedes las albricias por cuanto yo le fice merced dellas. Dada en la villa de Madrid á XXIII de Abril de LI. Yo el Rey.»

Este es el mensaje completo firmado por el rey Juan, del cual solo podemos deducir como claro lo siguiente: que el rey se encuentra en Madrid en el momento del nacimiento de su hija; que dicho nacimiento ocurre un jueves de abril de 1451; y que, teniendo en cuenta que la carta se firma un viernes 23, los jueves más probables para dicho nacimiento sean el 15 o el 22. Pero nada de Madrigal. Ni tampoco nada de Ávila –que es la tercera en discordia-. Sólo se sabe que el rey está en Madrid, lo que no necesariamente implica que también esté la reina.

No es difícil encontrar en libros o en internet el listado de los numerosos historiadores (desde el siglo XVI en adelante) en cuyo relato sobre la vida de la reina se declinan por una u otra posibilidad. A continuación, mostramos de manera resumida tres de los ejemplos más coetáneos al suceso:

Andrés Bernáldez (Siglo XVI): «Esta Reina nació año de 1450 años, en el mes de Noviembre, día de Santa Elisabel, en Ávila: fué hija del Rey Don Juan de Castilla.»

Lucio Marineo Sículo (Siglo XVI): «Nació la Reina Doña Isabel en Madrigal, que está de Salamanca casi doce leguas, lugar nombrado porque hay en él mucho vino blanco. Nació en el año de 1449.»

Diego Colmenares (Siglo XVII): «El jueves señalado en la carta por día del parto, fué XXII de Abril, día próximo antecedente á la data, conforme al cómputo y letra dominical, que aquel año fué C. Y así consta claro haber sido el parto en Madrid, pues la distancia de Madrigal a Madrid no puede ajustarse á tanta estrechura de tiempo.»

Como vemos, ni siquiera los documentos más antiguos –por tanto, menos contaminados-, siguen necesariamente el texto enviado por el rey a Segovia, equivocando, incluso, el año de nacimiento.

Entonces, ¿Por qué se habla de Madrigal y dónde nació exactamente Isabel La Católica? La primera pregunta es más fácil de responder. Si bien hoy en día Madrigal de las Altas Torres apenas supera los mil quinientos habitantes, durante el siglo XV se trataba de una villa próspera situada en una zona muy frecuentada por la dinastía Trastámara, ya que no muy lejos se encuentran otros sitios como Arévalo, Ávila, Salamanca o Medina del Campo. En dicha localidad hoy en día sigue existiendo el llamado Palacio de Juan II, una casona de estilo rural transformada en un sobrio palacio, que sirvió como lugar de residencia de este monarca y sus dos mujeres. Se sabe que la reina Isabel se hallaba en Madrigal meses antes de dar a luz, si bien no hay constancia total de que se encontrase allí en el mes de abril. Además, no hay ninguna constancia de que la reina hubiese acompañado al rey en su viaje a Madrid. Por tanto, no se puede llegar a ninguna conclusión, si bien habría que tener en cuenta que si el nacimiento se hubiese producido fuera de Madrid, constaría en el documento redactado por el rey destinado a Segovia, indicándose que la infanta ha nacido en otra localidad distinta de donde él está.

¿Entonces, qué posibilidades hay? Existen varias opciones, sin que ninguna de ella tenga argumentos más firmes. Si la futura Isabel I nació en Madrid, lugar donde se encontraba su padre, probablemente lo hiciese el jueves 22, el día anterior a la fecha de la carta, ya que no habría motivo para retrasar dicha escritura si hubiese nacido en jueves anteriores. Pero si el lugar del acontecimiento hubiese tenido lugar en Madrigal el abanico de posibilidades vuelve a extenderse. Hoy en día se tarda poco menos de dos horas en realizar el trayecto Madrigal-Madrid, pero lo normal en el siglo XV es que un correo tardase en completar el recorrido no menos de un día, posiblemente día y medio. Por tanto, aunque no imposible, se hace difícil que Isabel naciese un jueves 22 y al día siguiente su padre escribiese una carta explicando lo acontecido, siendo más factible que el jueves “próximo pasado” fuese el día 15.

Como ha podido comprobarse, no es un asunto de fácil solución. Al contrario, esto es solo la pequeña introducción de un asunto difícil de esclarecer. A lo largo de su vida, la reina Isabel tuvo gestos tanto para la futura capital como para la localidad abulense, ya que ambos lugares estaban vinculados a su infancia. Sin embargo, determinar un sitio u otro como lugar de nacimiento parece un misterio difícil de resolver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s